lunes, 30 de noviembre de 2009

Ejemplos de violencia en el noviazgo:

Chiquita: no sé para qué te pones a opinar de cosas que ni siquiera entiendes.
—Mi amor... calladita te ves más bonita.
—¿Qué tiene de malo que te toque ahí? ¿Es que no me quieres? ¿No me tienes confianza?
—¡Huy, qué delicada; si nada más fue un empujoncito! No aguantas nada.
—Es normal entre novios. Pero si no podemos hacerlo... ahí muere, cortamos.
—Sí, ya sé que te grité; pero es porque no entiendes. Perdón y ya.
—No te pegué tan fuerte; además tú me provocaste, mi amor.
—Así soy yo. Soy hombre, ¿no?
—Te pellizqué, pero es mejor a que te dé un golpe. ¿O qué prefieres?
—Sigue con tus cosas y te dejo, al fin que hay montones de mujeres o hombres que querrían andar conmigo.
—Agradece que te hago el favor.
—No te escames, que ni te hice nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada